La hermosa foto final de Freddie Mercury en la cama acompañado de su gato favorito

freddie mercury queen innuendo 1991 gatos aqueenofmagic

Los gatos de Freddie Mercury le dieron una enorme alegría a lo largo de su vida, y estuvieron allí en su cama hasta el final.

A pesar de los intentos de los medios en ese momento de retratar los últimos días de Freddie Mercury como alguien solitario, siempre estuvo rodeado de amigos y seres queridos las 24 horas del día, asegurándose de que nunca estuviera solo.

La estrella de Queen fue atendido las 24 horas del día, los 7 días de la semana por su compañero Jim Hutton, su ex novia Mary Austin, el chef residente y ex novio Joe Fanelli, su amigo cercano Dave Clarke y su asistente parsonal y amigo Peter Freestone. No solo eso, tenía a sus “hijos” a su alrededor, con seis de sus amados gatos en la casa. Uno “gobernaba el gallinero”, otro se fue y nunca regresó después de la muerte de Freddie y una era su favorita. Ella está allí con él en la cama, en una de las últimas fotos tomadas del cantante ya enfermo.

La novia durante mucho tiempo de Freddie, Mary Austin, se hizo con el primer par de gatos a principios de la década de 1970. Tom y Jerry fueron seguidos a lo largo de los años por Tiffany, Dorothy, Delilah, Goliath, Lily, Miko, Oscar y Romeo.

Eran sus hijos

Los gatos recibirían sus propios calcetines en Navidad y cuando Freddie estaba de gira, llamaba a casa y Mary o su asistente personal Peter Freestone sostenían a los gatos frente al auricular.

Peter dijo de Delilah, que llegó a la casa con el gato negro Goliath: “Freddie no haría nada sin ella. Era una… hmmm… creo que la palabra está mal. Conseguía todo lo que quería. En la última gira, yo estaba en casa. Cada dos o tres días llamaba y quería hablar con un gato. La levantas, la pones debajo del brazo, le pones el auricular en la boca y aprietas (para que maúlle). Y luego podía decir que había hablado con Delilah y era muy feliz”.

Freddie Mercury con Oscar y Tiffany
Freddie Mercury con Oscar y Tiffany.

Jim dijo que Delilah era “la princesita de su hogar, la que levantaba y acariciaba con más frecuencia… Una de sus últimas acciones fue acariciar su pelaje”.

Se la puede ver con Freddie y Miko en una de las últimas foto tomadas de la estrella, desayunando en la cama con sus gatos.

freddie mercury miko delilah gatos
Freddie Mercury en la cama con sus gatos Miko y su favorita Delilah.

Delilah

Jacky Smith, quien dirige el club de fans de Queen, dijo que Delilah “Era un verdadero personaje, esa dama. Era un poco acosadora para los demás, pero siempre era la primera en su regazo, la primera en comer”.

El álbum Innuendo incluye una pista escrita sobre la gata y nombrada en su honor. La letra de Delilah incluye las líneas “cuando tienes mal humor, eres todo garras y muerdes” y “me haces enfadar un poco cuando orinas en mi suite Chippendale”.

Otra imagen famosa muestra a Freddie en su jardín en agosto de 1991. Para entonces, su salud se estaba deteriorando y generalmente estaba confinado en el interior, pero hizo un esfuerzo especial para vestirse. Jim Hutton fotografiaba algunas flores y también lo hizo con el cantante. El gato a su lado es Oscar.

Freddie Mercury en Garden Lodge

Oscar no pudo vivir sin el vocalista

Peter dijo: “Oscar fue el primer gato en Garden Lodge. Era un gran Tom pelirrojo. Gobernó el gallinero. Cuendo Fred murió, simplemente se fue. Salió de la casa. No quería quedarse más allí. Encontró otro dueño”.

“Freddie solía decir: ‘Puedes ser el dueño de un perro, pero los gatos son dueños de ti’. Creo que esa fue una de las razones por las que amaba a los gatos. A Freddie le gustaba su temperamento”.

Jim dijo: “Freddie trataba a los gatos como a sus propios hijos. Los mimaba constantemente, y si alguno de ellos sufría algún daño cuando Freddie no estaba, que el cielo nos ayude. Durante el día, los gatos corrían por la casa y terrenos. Por la noche uno de nosotros los reunía y los traía adentro”.

jim hutton freddie mercury

Freddie incluso les dedicó su álbum en solitario, Mr Bad Guy: “A mi gato Jerry, también a Tom, Oscar y Tiffany, y a todos los amantes de los gatos en todo el universo, al diablo con todos los demás”.

Le encargó a la artista Ann Ortman que pintara todos sus gatos a lo largo de los años y el arte del álbum Innuendo muestra al líder de Queen con tres gatos envueltos alrededor de su cabeza y cuello.

Y para su última sesión de vídeo para ‘These Are The Days Of Our Lives’, usó su chaleco favorito, un regalo de Navidad de 1990 con sus gatos serigrafiados.

“Salvados”

Aparte de la pareja original Tom y Jerry, y luego Tiffany, fueron los únicos gatos pura sangre que tuvo, los demás fueron “salvados” por Freddie.

Jacky dijo: “La mayoría de ellos eran de centros de rescate. Tenemos una organización benéfica llamada The Blue Cross, que se ocupa de los animales enfermos. Freddie recibió al menos dos de ellos”.

La estrella les prodigó amor y atención a lo largo de su vida y se aseguró de que los cuidaran cuando él no estuviera. Una vez bromeó: “Si me voy primero, les dejaré todos a ella (Mary). Nadie más recibirá un centavo, salvo mis gatos”.

Al final, dejó a Mary su casa, su fortuna y la mitad de sus futuras ganancias de Queen. La otra mitad fue para sus padres y su hermana. Y Jim, Joe y Peter se quedaron con 500.000 libras esterlinas cada uno.

Los gatos permanecieron en Garden Lodge (salvo Oscar) y Delilah a menudo se veía en el muro del jardín.

Freddie Mercury gatos

Valora este artículo

Publicidad